Estrabismo

El estrabismo es el defecto visual producido por una desalineación en los ojos: un ojo puede estar dirigido al frente, mientras que el otro estará orientado hacia adentro, afuera, arriba o abajo. Esta desviación suele ser evidente, aunque en ocasiones se presenta en forma intermitente.

Esta es una condición muy común entre los niños -afecta a alrededor del 4% de la población infantil- y puede tener graves consecuencias si no es tratada adecuadamente: se corre el riesgo de que el ojo desviado no “aprenda a ver”.

CAUSAS DEL ESTRABISMO:

Seis músculos se insertan en la capa externa del ojo, dos permiten el movimiento hacia la derecha o hacia la izquierda y los otros cuatro mueven el ojo hacia arriba o hacia abajo y en diagonal. La percepción de profundidad se logra cuando ambos ojos están alineados y enfocados en algún punto, trabajando todos los músculos en balance.

Cuando los músculos no trabajan a la par hay un desequilibrio que resulta en estrabismo. Un ojo estrábico produce que el cerebro tenga dos imágenes diferentes. Este efecto, en los adultos se da como visión doble, pero en el niño el cerebro aprende a ignorar esta imagen desalineada y a convivir con una sola imagen, la de mejor visión. Esto trae principalmente una pérdida de la sensación de profundidad y la consecuencia más grave es una reducción de la visión o ambliopía (disminución funcional de uno de los ojos; el de peor visión), que se registra en el 50 por ciento de los casos.

Como el cerebro controla cada músculo, los niños con parálisis cerebral , Síndrome de Down, hidrocefalia y otras afecciones similares, frecuentemente son estrábicos.

SINTOMAS

La condición existe tanto en hombre como en mujeres.

El primer signo del estrabismo es que el ojo no está derecho, aunque existen otros signos visibles más extraños: por ejemplo, a veces los pacientes muy jóvenes guiñan un ojo cuando hay mucha luz, o inclinan su cabeza en una dirección específica para tratar de usar sus ojos en forma conjunta.

Es muy importante observar éstos y otros signos, porque frecuentemente los padres tienen una falsa impresión sobre la evolución del problema de sus hijos y suelen atribuir estas irregularidades a la fatiga visual. Ante cualquiera de estos u otros signos, es muy importante consultar al oftalmólogo, sobre todo si el paciente es un niño.

DIAGNOSTICO

El examen oftalmológico en la infancia, especialmente en la época preescolar detecta cualquier problema ocular. A veces el más observador de los padres no puede descubrir el estrabismo sin la ayuda del médico.

El especialista deberá distinguir entre el verdadero estrabismo y el pseudoestrabismo. Ocasionalmente, un ojo torcido puede ser causado por una catarata u otra afección ocular y es muy importante conocer tales condiciones lo más temprano posible para tratar de resolverlas adecuadamente.

TIPOS DE ESTRABISMO
ESOTROPIA:

Los ojos se desvían hacia adentro. Es el más común en la infancia. Los niños que nacen con esotropía no aprenden a usar sus dos ojos en forma conjunta. En la mayor parte de los casos, la cirugía temprana es necesaria para alinear el globo ocular en un esfuerzo para obtener visión binocular y prevenir la permanente pérdida de la visión en el ojo del chico. El objetivo de la cirugía es ajustar la tensión de los músculos para tratar de enderezarlos.

La otra causa común de la esotropía que ocurre en los niños usualmente a los 2 años de edad, es provocada por la necesidad del uso de anteojos. Suelen ser hipermétropes y tienen la habilidad de enfocar sus ojos de manera tal que con un mayor esfuerzo visual pueden compensar su problema de enfoque, pero en forma refleja su ojo se desvía hacia adentro. Estos chicos cruzan excesivamente sus ojos cuando están en foco y hacen que uno de ellos se tuerza hacia adentro. Al usar anteojos se reduce esta necesidad de estar enfocando y enderezando el ojo.

EXOTROPIA:

los ojos se desvían hacia afuera. Ocurre en los chicos al tratar de ver las cosas de lejos. A veces la exotropía se produce en forma intermitente especialmente cuando el niño está cansado, enfermo, o no está prestando atención a algo en particular. Los padres suelen notar también que cierra un ojo cuando está en un lugar muy luminoso. Aunque los anteojos y los prismas pueden reducir la cantidad de desviación en algunos pacientes la cirugía resulta necesaria.

TRATAMIENTO

Los objetivos de los diferentes tratamientos son preservar la visión, enderezar los ojos y restituir la mejor agudeza visual binocular.

El tratamiento del estrabismo depende de la exacta causa de la pérdida del alineamiento. Puede estar dirigido hacia corregir un desbalance muscular, hacia la remoción de una catarata o al estudio de otras condiciones que afecten el globo ocular. Después de un examen completo que incluye el estudio de las partes interiores del ojo con la pupila dilatada, el oftalmólogo puede recomendar el apropiado tratamiento óptico (uso de anteojos), médico (uso de gotas) o quirúrgico.

Para tratar los músculos una de las técnicas más útiles es tapar o emparchar el ojo bueno para forzar a usar el ojo amblíope.

La intervención de estrabismo es usualmente segura y efectiva pero no sustituye totalmente a los anteojos ni al tratamiento de la ambliopía. Durante la cirugía el ojo nunca es sacado de su órbita. Se realiza una pequeña incisión entre los tejidos que cubren al ojo, para permitir un acceso a los músculos. La selección del músculo o de los músculos que van a ser operados depende del tipo de dirección que ha tomado el ojo.

En los niños, esta cirugía suele realizarse bajo anestesia general. En todos los casos la recuperación es rápida y el paciente usualmente vuelve a una actividad normal a los pocos días. Se recomienda la intervención quirúrgica temprana para que los niños desarrollen una visión normal. La corrección del defecto estético del estrabismo trae un efecto positivo en la vida afectiva del niño, llevando más seguridad en su desempeño social. Se hace difícil tratar esta enfermedad y mejorar la ambliopía a medida que el niño va creciendo, pero el mejoramiento estético a través del enderezamiento de los ojos es posible a cualquier edad. No se conoce ninguna prevención del estrabismo, pero los chicos logran recuperarse y la pérdida de la visión de uno de sus ojos por la ambliopía puede evitarse.